dijous, 9 de juny de 2016

LOHENGRIN EN DRESDEN



 ANNA NETREBKO y PIOTR BECZALA debutaron en los papeles principales. Las entradas de las cuatro funciones únicas estaban totalmente agotadas,  así el llamado mercado negro ofrece localidades a precios de fantasía. Mejor probar suerte en la oficina de entradas de la Staatsoper Dresden y preguntar por devoluciones que siempre las hay.

El mundo operístico esperaba con máximo interés a que se levantara el telón de la Semperoper de Dresde. Desde la primera de las cuatro funciones, la prensa internacional y todos los aficionados con entradas hablan de un gran acontecimiento por la calidad vocal extraordinaria y la lectura emocionante de Christian Thielemann. Todo un sueño operístico.

Fue una de las noches operísticas estupendas y felices, una noche de gala de grandes voces : el excelente bajo alemán GEORG ZEPPENFELD / Rey Heinrich , EVELYN HERLITZIUS/ Ortrud , TOMASCZ KONIENCZNY / Telramund y DEREK WELTON, heraldo del rey,  todo un reparto vocal de categoría extraordinaria y también una gran suerte porque la puesta en escena realizada por Christine Mielitz ya lleva 33 años en el escenario. Es una producción muy tradicional, a veces irritante por tanto ir y venir de un lado a otro, de tantos desmayos y vestuario pomposo con cantidades de piel.

CHRISTIAN THIELEMANN tiene la partitura claramente estructurada y muy diferenciada en su dinámica, su lectura es poderosa, impresiona, pero también tierna según el momento.                       La Staatskapelle de Dresde, en otros tiempos llamada "habrá milagro",  tocaban a gran nivel aunque con ligeras irritaciones en el metal. El coro de la Staatsoper Dresden es bueno, pero no comparable con la formación coral en Bayreuth. Probablemente luchaban con los tempi de Thielemann que empezó su carrera wagneriana dirigiendo muy lento, y ahora sus tempi son cada vez más rápidos.

ANNA NETREBKO vocaliza perfectamente en alemàn y canta con poder que sabe sobrepasar un coro de más de cien personas y la orquesta. Su voz tiene el potencial dramático necesario para interpretar su rol, la seguridad en los agudos es impresionante, la profundidad vocal de la Netrebko fascina por su cálido y ligeramente melancólico color. Ella domina el paso por los registros y se conservó su flexibilidad dinámica al entonar. La entrega total y la sinceridad con las que actúan y cantan Netrebko y Beczala son de una intensidad increíble que conmueven. Al final, cuando él la abandona, ella se desmaya una vez más, pero nadie sabe desmayarse con más gracia o quedarse muda como la Netrebko. Anna Netrebko es una Elsa con todas las facetas estilísticas: media niña, media emperadora majestuosa, dudosa, pensativa y soñadora. 

Igual que impresionante PIOTR BECZALA. Beczala es un tenor lírico de una categoría mundial y un Lohengrin de voz elegante que sabe controlar su voz con inteligente fraseo y excelente pronunciación alemana.  Beczala a veces canta con un sentimiento de "italianitá" auténtica como lo hizo Jonas Kaufmann en su debut en Bayreuth, aunque Beczala todavía luchaba con los agudos en el segundo acto y representa un Lohengrin de carne y hueso, mientras Klaus Florian Vogt representa un Lohengrin extraterrestre con su magnífica voz astral.

GEORG ZEPPENFELD impresiona con su potente voz sonora y segura. El barítono polaco TOMASZ KONIENCZNY confirmó una vez más su gran excelencia vocal y su alemán impecable; lo mismo se puede decir del barítono australiano DEREK WELTON, un excelente y vocalmente potente heraldo. 

EVELYN HERLITZIUS, de nacionalidad alemana al igual que Georg Zeppenfeld, ambos son de la provincia de Rhenania Westfalia, desgraciadamente fue la única del reparto con fuertes déficits pronunciar el texto en alemán con la claridad necesaria. Herlitzius, una gran cantante-actriz, siempre corre el peligro de perder el control vocal en momentos de grandes emociones. Al principio cantó muy controlada, pero terminó perdiendo el equilibrio vocal.

Fuertes aplausos durante mucho tiempo, bravi para Netrebko y Beczala, standing ovations, cantantes muy sonrientes y Christian Thielamann muy cansado, pero feliz. Thielemann, desde el año pasado nuevo director musical en Bayreuth, habló con mucho tiempo de antelación con Anna Netrebko y Piotr Beczala sobre su debut. Anna Netrebko deseaba con anhelo cantar Wagner, Beczala todavía se mostró reservado durante mucho tiempo.  Posiblemente, los dos debutarán también en la nueva producción de Lohengrin prevista para 2018. El fichaje de Netrebko ya es un secreto a voces.


función visitada: 25. Mayo 2016


Metina Radach 

Cap comentari:

Publica un comentari a l'entrada