dimarts, 30 de setembre de 2014

FESTIVAL DE SALZBURGO (Y3).CONCIERTO STRAUSS. GUSTAVO DUDAMEL, CON LA FILARMONICA DE VIENA.


Varios recitales (Cuatro Ultimos Lieder ) y conciertos, se suman a la ópera Der Rosenkavalier, para dar culto a Richard Strauss con motivo de su 150 aniversario.
La Orquesta Filarmónica de Viena, uno de los alicientes del Festival,
con residencia en Salzburgo durante todo el mes de agosto, nos permite disfrutar de su audición prácticamente cada día, hecho que no se da en Viena durante el resto del año.

Tiempo de reciclaje

Cuando la última hoja del calendario cae, con la resaca mañanera del 1º de enero, todos escuchamos al compás del dos por cuatro, la azucarada, almibarada y cursi música de los Strauss. Es la “felicitación” que Europa envía al mundo cada primero de año, con la  Orquesta Filarmónica de Viena y su Concierto de Año Nuevo,
Esta orquesta que es una de las mejores del mundo, recicla el tiempo que va de enero a agosto y transfigura su música:
Pasa del repertorio popular, al exquisito y selecto.
Del vals a la

dissabte, 27 de setembre de 2014

REFLEXIONES DE JOAN MATABOSCH



No hem pogut passar per alt les reflexions que, de forma encertada,  Joan Matabosh explica en una entrevista a la revista de musica clàssica CODALARIO. Hem extret una part, concretament quan se li pregunta per la tradició operística del públic del Teatro Real.

Ahondando en esto, ¿cuál es la tradición del público de Madrid?
   Bueno, la del público español en general, no nos engañemos. Aquí como en Barcelona encontramos sobre todo un público educado en el culto a la vocalidad, a las grandes voces, a la mitomanía de los grandes solistas. Y eso es así no por casualidad sino por una serie de circunstancias históricas de nuestro país, que pasó aislado buena parte del siglo XX. Eso impidió que llegasen todas las novedades artísticas del exterior. Llegaron algunas, con cuentagotas, y en el caso de la ópera vinculadas sobre todo a esas compañías llegadas del Este, de los países de la órbita comunista, que tenían en sus compañías de ópera de algún modo una bandera cultural, con la que giraban a otros países con enormes subvenciones de sus ministerios de cultura. Eso facilitaba que los empresarios y asociaciones de amigos de la ópera que gestionaban temporadas en España se pudieran permitir, entre comillas, el lujo de invitar a estas compañías de un modo rentable. Llegaron así algunas novedades importantes, como ciertos títulos de Janacek, pero fueron muy pocas a decir verdad. Fueron más bien la excepción a la norma general de aislamiento cultural de nuestro país. Durante treinta o cuarenta años la vanguardia cultural europea no llegó a España, eso es un hecho. Antes de la Guerra Civil en España, si bien el Teatro Real ya había cerrado sus puertas, había focos de gran actividad y potencial. El Liceo, sin ir más lejos, era por entonces un teatro con una orquesta espectacular, por la que pasaban directores de la talla de Strauss y Stravinsky. Una orquesta que tenía como violonchelo solista a Pablo Casals. El del Liceo es un caso muy significativo de lo que pasó en España: tras la Guerra Civil, en el mejor de los casos, se privatizó el teatro y los empresarios privados y las asociaciones se vieron obligados a prescindir de todos los elementos musicales y teatrales estables. Las orquestas pasaron a un nivel muy inferior, casi mediocre, como los coros, y toda la revolución escénica fue simplemente desconocida en España. El atractivo se centraba en la presencia de grandes voces. Eso sí estaba presente y de ahí viene el culto típicamente español a los grandes solistas. Y eso coincidió asimismo con la forja de una gran generación de cantantes españoles que hicieron una trayectoria internacional espectacular y que se convirtieron en auténticos mitos en España, donde mantuvieron un gran fidelidad a las temporadas líricas que subsistían, por modestas que fueran. Todo esto forjó una concepción de la ópera en España no como un arte completo sino como la exhibición de unos determinados solistas. Se confundió la ópera como arte con el arte del canto. Y por supuesto que el canto es un elemento fundamental de la ópera, sin el que ésta no sería tal, pero no podemos reducirlo todo a ese elemento central. Es muy distinta la experiencia de un espectador cuando simplemente asiste a la recreación espléndida de un solista en contraste con lo que sucede cuando hay sobre el escenario un espectáculo total, donde todos los elementos están elaborados al mismo nivel.
   Todo esto explica también que compositores como Mozart fueran poco menos que ninguneados en España hasta hace relativamente poco. Recordemos que Las bodas de Fígaro se representaba poquísimo y ante la más firme hostilidad del público. Se seguía representando porque había unos gestores, esos empresarios, como Mestres Calvet o Juan Antonio Pamiés en el Liceo, que eran conscientes de la responsabilidad que tenían de dar a conocer a Mozart y hacer una contribución a la evolución del repertorio. No por ser empresarios dejaban de tener consciencia de la importancia de sus decisiones en este sentido. Y por ellos fue que Mozart poco a poco fue normalizando su presencia en las temporadas españolas. Y repito que eso se produjo ante la más completa hostilidad del público. Recuerdo acudir en mi juventud al Liceo, y hace de esto unos cuantos años pero no tantísimas décadas, y el público recibía las representaciones de Nozze, Don Giovanni, Cosí o el Rapto con una completa abulia, y bajo la acusación básica de que Mozart era un compositor que no permitía el lucimiento de los cantantes. Y enlazamos con lo que decía al principio: el lucimiento de los cantantes era entonces el único objetivo de la ópera en España. Las bodas de Fígaro es evidente que no se sostiene sobre las individualidades del reparto. Por supuesto que tiene momentos solistas en los que la presencia de un gran solista caldea el ambiente, pero no estamos desde luego ante lo que sucede con la mayor parte del belcanto romántico, donde es evidente que son los grandes protagonistas los que centran la atención y sostienen una representación. Si tienes una protagonista excepcional de Norma, por mucho que flojee todo lo demás en escena, la representación se aguanta; no será memorable, pero se aguanta en pie 

dimarts, 23 de setembre de 2014

FESTIVAL DE SALZBURG (2). FIERRABRAS de Franz Schubert.


Una pieza de museo.

En su corta vida-31 años-Franz Schubert fue un genio de la música, destacando especialmente en el lied y música de cámara.   Buena muestra de ello la hemos tenido estos días en la Schubertíada de Vilabertran donde, gracias a la entusiasta gestión del amigo Jordi Roch, Mathias Göerne hizo las delicias de los espectadores con los tres ciclos de lied del compositor vienés: Viaje de invierno, La bella molinera y El canto del cisne. ¿Cómo se explica que el Festival de Salzburgo con su casi 100 años de historia, sea esta la primera vez que programa una ópera de su compatriota? Sencillamente, porque el libreto obra de Joseph Kapelwieser no aguanta el paso del tiempo y es minimamente creíble: Trata de una contienda armada, clásica, entre cristianos y musulmanes (los buenos y los malos) cuya victoria final será de aquellos (faltaría más), gracias a que el Califa Fierrabras- el  tenor Michael Schade- es un “moro bueno” y vete aquí

divendres, 19 de setembre de 2014

LA VIDA DE MAHLER

Interessant documental sobre la vida de Gustav Mahler traduïda al castellà.
En aproximadament 3/4 d'hora fa un passeig per la seva vida, des de l' infància fins la seva mort passant per la seva relació amb Alma, la direcció artística de la Staatsoper de Viena,les seves composicions i simfonies, el seu pas de Nova York, la mort de la seva filla...etc
Fem notar que hi ha una petita interrupció de 1 minut a partir del minut 20:45.


dilluns, 15 de setembre de 2014

UN LIRISME FASCINANT

Escolteu aquesta ultima part de la Simfonia Lírica d'Alexander von Zemlinsky.  Es d'una bellesa extraordinària amb un cert paral·lelisme amb Das Lied von der Erde de Gustav Mahler o amb Gurrelieder de Schonberg.
El text basat en The Gardener de Rabindranath Tagore es una meravella:

Pau, cor meu,
Deixa que el temps pel comiat sigui dolç;
Que no sigui una mort,
si no un èxit.
Deixa que l'amor es fongui en la memòria
i el dolor [fondre] en la cançó.

Que l'últim toc de la teva mà sigui suau,
Igual que una flor de la nit.
Calla, calla, oh meravellós final,
només un moment,
i digues les teves últimes paraules en silenci.
M'inclino davant teu;
Aguanto el llum ben alt
per il·luminar-te en el teu camí.




dijous, 11 de setembre de 2014

TANNHÄUSER SUBTITULAT





diumenge, 7 de setembre de 2014

EL VIDEO DEL ROSENKAVALIER DE SALZBURG

Si heu llegit la crònica que en el post anterior ens va deixar José Luis Bruned sobre el Rosenkavalier que va poder veure en directe a Salzburg, ara teniu l'oportunitat de fer-vos vosaltres mateixos la composició veient el vídeo complert d'aquesta òpera. 


dimecres, 3 de setembre de 2014

FESTIVAL DE SALZBURGO (1). DER ROSENKAVALIER:



La belleza de la imagen.

El festival de Salzburgo rinde homenaje al 150 aniversario de su fundador Richard Strauss con la representación de su ópera Der Rosenkavalier (El caballero de la rosa)

El Director de escena Harry Kupfer,(conocido entre nosotros  entre otras muchas producciones, por la tetralogía del Liceu 2003 y 2004) Responsable de esta producción, aprovecha eficazmente los recursos que le ofrece el grandioso escenario del Grosses Festspielhaus- de una boca de aprox 55 metros y de una inmensa profundidad- para la escenificación, enriquecida con  fotografías de alto valor artístico que ocupan todo el fondo del escenario, se ajustan al argumento describiéndolo y añaden belleza al conjunto resultando una puesta en escena  espectacular; un festín visual.
En la ópera actual, el equipo responsable de la puesta en escena debe incluir al diseñador de video, que en esta ocasión recae en Thomas Reiner, un experto