divendres, 11 de gener de 2013

EL AÑO DE WAGNER FUERA DE CASA


El amante de la música de Wagner sabe que la celebración del bicentenario del nacimiento del genio de Leipzig, será un año de peregrinaje  que le obligará a viajar fuera de nuestro país y que- si le es posible- acabará en el santuario de la colina verde de Bayreuth, puesto que la oferta de por estas latitudes es mas bien escasa o nula:
En el Liceu de Barcelona solo podremos ver el prólogo- El oro del Rin-  de  una tetralogía en cuatro temporadas que no cumple con el “modo de empleo” diseñado por el propio  Wagner quien precisamente hizo construir un teatro singular para representar de forma continuada la obra de su vida. Y eso que se presenta con un gran reparto: La dirección escénica de Robert Carsen  y las voces de Albert Dohmen, Adrew Shore, Kurt Streit e incluso la veterana Ewa Podles son de excepcón.
Es grande la responsabilidad asumida por el director musical Josep Pons que prácticamente se estrena con esta obra  también como director musical estable del Gran Teatre del Liceu en sustitución del alemán Michael Boder. Al músico de Puig-reig  le reconocemos oficio coraje y valentía pero este reto, significará para muchos espectadores estar a la expectativa.
El teatro Real de Madrid presentará  Parsifal pero en  versión concierto con un reparto de primeras figuras encabezado por el experimentado director musical en esta obra Thomas Hengelbrock , Gurnemanz de Kwangchul Youn- que triunfa en Bayreuth con este rol-  Amfortas de Mathías Goerne, un Parsifal cantado por Simon O’Neil y una  Angela Denoke de quien todavía recordamos su Kundry de Paris 2008 dirigida por Marc Albrecht. Pero se dice que una ópera en versión concierto es como una paella sin arroz.

Donde no tendrán ni arroz ni paella  será en el Palau de les Arts Reina Sofía de Valencia.(En la cuna de esta especialidad gastronómica es un contrasentido) La magnífica tetralogía de producción propia , Fura dels Baus, Zubin Mehta y reparto de referencia, que en el  2008  abrió  el Festival del Mediterráneo con dos representaciones completas de la Tetralogía Wagneriana , y que tras el clamoroso éxito se decidió gravar en  DVD, estaba previsto repetirla para este año Wagner 2013, pero la situación económica por la que atraviesa la Comunidad Valenciana y su teatro de ópera, ha hecho cancelar todos los proyectos y quedarse solamente con 5 títulos de lo mas  taquilleros, naturalmente no wagnerianos
Si lo desean a Valencia podrán ir no obstante a degustar una buena paella  en el restaurante La Rosa cerca del puerto y de la Avenida de la Malvarrosa donde todavía se conserva la casa-vivienda de Blasco Ibáñez, pero no a ver óperas de Wagner en el Palau de Les Arts donde el ínclito arquitecto Calatrava y los dirigentes de la comunidad valenciana crearon a golpe de talonario, un gigante con pies de barro, que en pocos años se ha venido abajo como algunos lo presagiamos .Muy ilustrativa es la opinión al respecto del escritor valenciano Joan F. Mira en su libro El professor d’historia , Editorial Proa 2008, de lectura recomendada.
Ante la reducida oferta wagneriana en nuestro país, nos veremos obligados a decidirnos por otras ofertas foráneas, atractivas y variadas y  este  año Wagner será otra vez un año de peregrinaje.

José Luis Bruned

Cap comentari:

Publica un comentari a l'entrada